lunes, 29 de agosto de 2016

Viaje a Suiza - Día 7 - Spa en el Rigi

El Rigi es otra de las montañas que rodean el lago Lucerna. Dice Álvaro que es una montaña más fea de ver desde fuera que el Pilatus o Stanserhorn, pero lo compensa porque desde el Rige se disfrutan las mejores vistas.

La séptima jornada de nuestro viaje a Suiza, el jueves 18 de agosto, amaneció medio nublado y con un plan interesante. Dividimos la expedición en dos. Por un lado los peques y la tía Anne Maël fueron al Museo del Transporte de Lucerna. Por otro lado, Miriam y yo subimos al Rigi y fuimos a un spa, en una suerte de jornada "de pareja sin niños" con la que nos obsequiaron Álvaro y Anne Maël.

                          




Desde Lucerna, en poco más de 20 minutos, bordeando el lago por el norte, llegamos a Vitznau, localidad al pie del lago desde la que sale el tren cremallera que sube hasta la cima del Rigi.
Se trata de uno de los primeros ferrocarriles de este tipo que se construyeron, a principios del s. XX. recomendable sentarse en la parte izquierda del tren en el sentido de la marcha, con unas vistas espectaculares.

En poco más de media hora de trayecto, llegamos a la cubre, Rigikulm. De nuevo con vistas preciosas al lago  Lucerna, y al lago Zuger... en nuestro caso un poco tapadas por las nubes.
Miriam y yo decidimos hacer el descenso caminando poco más de una hora, por una pista cómoda casi todo el rato paralela al tren. Bonitas vistas durante todo el descenso pasando por Rigi Stafell y Rigi Stafellhöhe. De regalo, la pista de descenso pasa por un recomendable mirador 15 minutos antes de llegar a  Kaltbad. En este punto la pista se aleja del tren y ofrece un espectáculo que los que deciden hacer también el descenso en tren se pierden.



Pasar por Rigi Stafell también fué especial. Mi tía Gloria nos habló mil veces de este lugar, donde tenían una residencia de descanso los niños del Kindergarden donde ella trabajaba en Basilea. Los niños iban a ese lugar en vacaciones de invierno a esquiar y en vacaciones de verano cuando incluso bajaban al lago a bañarse.

Llegando a Kaltbad los últimos 10 minutos empezó a llover, con lo cual llegamos al spa un poquito mojados y en condiciones ideales para relajarnos, tras la caminata y la mojadura

El spa de Kaltbad es  muy grande y elegante. Con su Hamman con hierbas aromáticas y su enorme sauna "textil free". A destacar, la piscina conectada con el exterior y  una sala con una piscina de apenas 20 cms de agua, de relax total.



Estuvimos disfrutando en el spa un par de horas. Hacia las 16:00 emprendimos el descenso en tren hasta Viznau y vuelta a Lucerna, muy. muy relajados. 

domingo, 28 de agosto de 2016

Viaje a Suiza - Día 6 - Teleférico descapotable

Hay una medio broma que dice que los Suizos están construyendo nuevas montañas porque ya no les queda ninguna más a la que poner un teleférico o un tren de montaña...
El caso es que el miércoles 17 de agosto de 2016 en nuestro sexto día de estancia en Suiza nos dispusimos a comprobarlo, al menos subiendo una de esas montañas en teleférico, pero no en uno cualquiera, sino en el primer teleférico descapotable del mundo.

Bromas aparte, tiene cierta lógica, que cuando tienes todos los teleféricos habidos y por haber, y toca en 2012 renovar uno importante, hacer algo nuevo como esto. Las empresas más importantes del mundo de ascensores, elevadores, escaleras mecánicas, etc, son Suizas, como por ejemplo Schindler  que tiene sede en el cantón de Lucerna. El invento se llama Cabrio, está en Stans y sirve para subir a la cumbre del Stanserhorn.



Así las cosas nos amaneció un día medio nublado. Desde Lucerna teníamos unos veinte minutos en coche hasta la localidad de Stans. Una alternativa habría sido ir  en barco, cruzando el lago, desde Lucerna hasta Stansstad y haber dado un paseo de unos 2 km hasta Stans.

En Stans dejamos el coche en el aparcamiento y fuimos a la estación del Tren + Teleférico.  El recorrido se compone de un recorrido en dos etapas. Primero unos 10 minutos en tren (este no es cremallera sino de cable) hasta la base del teleférico y luego la subida en teleférico propiamente dicha hasta la cima de la montaña.

Lo primero que llama la atención es que en la taquilla de la estación hay una TV que muestra la imagen de una cámara que va haciendo un barrido circular en la cumbre...supongo que con los más de 70 francos que cuesta el recorrido por persona, la cámara está para que puedas ver la situación en la cumbre, no vaya a ser que subas, estén las nubes y no veas literalmente nada de nada. la subida al Stanserhorn andando desde Stans lleva unas 4 horas de caminata.


video

La subida en el teleférico es muy divertida y vistosa. Luego en la cumbre no hay estación de esquí. Hay un restaurante, zonas de picnic, una casita de Heidi y un recinto con dos marmotas. Las zonas de Picnic están preparadas con barbacoas, madera y periódicos...incluso en la cima de una montaña.









Desde la cima, hay unas preciosas vistas del Lago Lucerna y picos como el Rigi y e Pilatus. También es curioso ver el  aeropuerto regional de Buochs abajo en el valle. Las avionetas entrando entre las montañas y aterrizando en la pista que termina en el lago...verlo desde arriba es muy chulo.

La prueba de que los Suizos tienen las montañas domesticadas está en los servicios disponibles en la cumbre. No sólo había un restaturan, perfercta cobertura, una Poke-parada y un Gimnasio Pokemon. Vean la "Fueling Station" para perros.

Después de poco menos de dos hora en lo alto y comer los bocatas en una de las zonas de Picnic, vimos cómo las nubes pueden tapar toda la vista en cuestión de minutos, así que decidimos emprender la bajada...todavía más movida que la subida por las nubes y el viento.



video

A media tarde, de vuelta en Lucerna, abrió un poco más el día, regalandonos un agradable paseo s
soleado rodeando el lago de Lucerna en la parte de la estación y el Palacio de Congresos. Nos animamos hasta a degustar un helado.


sábado, 27 de agosto de 2016

Viaje a Suiza - Día 5 - Lucerna Muralla y los Puentes del Lago

Tras el largo viaje de Tiñana a Lucerna, la ruta por los alpes y la intensa jornada en Europa Park, el martes 16 de agosto nos levantamos con dolores en todos los huesos, por lo cual planificamos una jornada más tranquila y de recuperación.
Por la mañana revisar el correo de Domótica Davinci, atender  algunas llamadas y preparar la comida. Los peques fueron un rato al parque a disfrutar sobretodo de la tirolina.




Por la tarde fuimos a recorrer Lucerna. Fuimos a visitar el famoso león esculpido en la piedra  y a la muralla de Lucerna. Subimos a una de las torres de la muralla. Donde pasamos más vértigo que en el Europa Park y en las alturas de los alpes. Nos cayó una buena tormenta de verano.



Bajamos de la muralla al río, para atravesar los puentes de Lucerna. El más conocido se quemó en 1993 y está perfectamente reconstruido. Chemy había estado justo un año antes que se quemara.


Tomamos una cerveza en una terraza al lado del puente, ya anocheciendo y con fresquito, para volver a casa a preparar la cena, dar un vistazo a los JJOO y descansar.



Aquí el relato de la jornada por Ariel:
"A las 16:00 salimos de casa para buscar al tío Álvaro de su trabajo. A continuación nos fuimos a dar un paseo por Lucerna. Vimos un montón de cosas mientras caminábamos al lado del río. Una de las cosas que vimos y que mí personalmente me encantó fue ver una estatua de un león esculpida en una roca. Después de un rato caminando empezó a llover a cántaros e incluso llegó a granizar. Luego, el tío Álvaro nos subió a un torre de una muralla blanca, que era muy alta. A continuación bajamos y vimos una granja-bar y vacas suizas. Vimos también una banda de música y cruzamos a través de un puente que se construyó en el año 1300 y que se quemó en 1993. Después nos tomamos unos Nesteas y los adultos una cerverza y nos fuimos para casa."


viernes, 26 de agosto de 2016

Viaje a Suiza - Día 4 - Europa Park

El plato fuerte de nuestro viaje llegaba al cuarto día. El lunes 15 de agosto, festivo en media Europa, también en Alemania, fuimos a Europa Park. Tenemos que adelantar que tras haber estado en los parques de referencia (Warner Bros, Port Aventura, Terra Mítica, Disneyland Paris, Parque Astérix, Siam Park..), nos faltaba éste, y realmente salimos con la impresión que es el mejor de todos y de querer volver pronto.



Teníamos dos horitas de viaje desde Lucerna, así que tocó madrugar porque el parque abre a las 9. Cruzamos la frontera entre Suiza y Alemania por Basilea, y pasando cerca de Friburgo llegamos a Europa Park. Señalar que el mito es cierto y que nada más pasar la frontera, las autopistas de Alemania no tienen límite de velocidad. Con lo cual empezaron a pasarnos los turismo a todo trapo.

Europa Park nos recibió con un buen día soleado y caluroso, mucha, mucha gente y un agradable ambiente festivo. Gracias que llevábamos las entradas compradas por Internet para agilizar la entrada.

video






El parque es enorme e inabarcable en un sólo día. Zonas temáticas por países de Europa, y de Alemania y muchas sorpresas. Creo que Europa Park solamente tiene dos defectos. No tiene tiene la "Magia Disney" ni el Márketing de los americanos. En todo lo demás es mejor.

video


Empezamos por hacer cola en una de las atracciones estrella (Poseidon, más de una hora) y acabamos en otra de las estrellas, la montaña rusa Blue Fire, ya casi a las 20:00h tras un día completito de no parar.





De entre lo que vimos (nos dejamos medio parque sin ver) lo que más nos gustó fue el nuevo área de Arthur y los Minimoits...La creación de Luc Besson sí tiene "Magia" y la que han montado alrededor está a la altura, con una montaña rusa que entra y sale, vuela por encima de la gente, con atracciones para pequeños, medianos y mayores y todo en un espacio integrado, armonioso y cási mágico.





video





video


Finalmente comentar una curiosa innovación. En dos de las montañas rusas te podías montar con unas gafas de realidad virtual, para hacer la experiencia "diferente" en cada viaje. El invento se llama Coastiality...y había que pagar 10€ extra para probarlo. Nosotros no lo probamos.






Tras la larga jornada, otras dos horitas de viaje de regreso a Lucerna. Paramos en Basilea a comprar unas hamburgesas para la cena...con hamburguesas vegetarianas ! disponibles en el menú de la plaza de la estación.


Aquí el relato de Lucas de la jornada:
"En el cuarto día nos fuimos a Alemania, pero no a visitar ninguna ciudad, sino a un parque de atraccions que se llamba Europa Park. Era muy grande. Iba sobre Europa. Había atracciones de todo tipo, suaves, rápidas, para niños y de agua. Estaba muy bien ambientado todo, hasta había una atración de un deporte que era como que íbas en un trineo y no había raíles así que daba un poco de miedo. [Montaña rusa tipo Bobsleigh en la zona dedicada a Suiza]. La comida estaba rica, todo estaba muy bien. Me encantó. Se acabó el día, para casita a cenar y a dormir"

jueves, 25 de agosto de 2016

Viaje a Suiza - Día 3 - Ruta por los Alpes

Nuestro tercer día de viaje amaneció con un domingo en Suiza soleado y caluroso. Ideal para hacer una ruta por los Alpes. Fuimos a un lugar especial. Lauterbrunnen. Un lugar con montañas nevadas  incluso en verano y numerosas cascadas que se despeñan al valle. Dice la leyenda que este lugar inspiró a J.R. Tolkien  en los años 30 para inventar el Rivendel de El Señor de los Anillos nada menos.

Saliendo desde Lucerna, en dirección Interlaken, la primera parada fue para hacer una foto de las espectaculares vistas del lago Lungern.

Y una media hora después llegamos a Lauterbrunnen. Precioso en medio del valle de Grindelwald. Mirando hacia arriba, las montañas, los teleféricos, los trenes cremallera, las cascadas y la nieve eterna...


De las montañas alrededor de nuestras cabezas destacan sobre manera el trío formado  Jungfrau (en alemán "Virgen" o "Doncella") que es el pico más alto (4.158 m) del macizo montañoso del mismo nombre. Los otros dos picos son el Eiger ("Ogro") con su famosa cara norte y el Mönch ("Monje") con una altura de 4.099 metros. Al sur del Jungfrau se ubica el Gran Glaciar Aletsch, que con su longitud de casi 24 km y un área de 118 km² es el de mayor tamaño y más largo de los Alpes y de Europa.
Jungfrau es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y es "Top of Eruope" porque existe un ferrocarril de cremallera, el Jungfraubahn, que circula por el interior de la montaña (por un túnel de más de 7 kms!!) hasta la estación de Jungfraujoch a 3.454 m, la más alta de Europa. Desde allí aún se puede subir en ascensor 118 m más arriba hasta el centro de investigación y terraza panorámica de Sphinx, el edificio construido a la mayor altitud del continente europeo (a una altura de 3571 m sobre el nivel del mar).

Nosotros no íbamos con la intención de asaltar la Jungfrau, sino de hacer la primera parte de la ruta andando, subiendo desde Lauterbrunner hasta Wengen. Más de una hora y media de empinada subida pero con una pista cómoda.

Lo primero que nos llamó la atención fueron los carteles advirtiendo a los turista que el GPS está mal y que no hay carretera entre Lauterbrunner y Wengen...que solamente se puede subir andando o en el tren cremallera.


En Wengen comimos y disfrutamos visitando el pueblo, con espectaculares vistas al valle, a las cascadas y al Jungfrau, aún miles de metros más arriba. Un pueblo bonito...y sin coches.

Incluso algunos tomaron una siesta. 


Tras la bajada teníamos planeado visitar Berna, la capital Suiza, pero los atascos del domingo por la tarde (que aunque no lo crean en Suiza también los hay) fuimos a la preciosa ciudad de Thun, a dar un paseo y tomar una cerveza en una terraza.



La vuelta a Lucerna la hicimos siguiendo el valle del río Emme cuna del famoso queso Emmental  (tal en alemán significa valle), pasando junto a numerosas granjas que producen y venden dicho queso. Un poco de la Suiza auténtica en el regreso.

Y aquí el relato de la jornada por Ariel:

"El domingo por la mañana nos despertamos sobre las 09:00 para a las 10:00 irnos hacer la ruta.  Antes de llegar al pueblo nos paramos para hacernos una foto en a espaldas de un lago muy bonito, a mi personalmente me gusto mucho verlo porque me recordó a cuando tenía 3 años y veía la serie de Heidi. Después de media hora llegamos al pueblo donde empezaríamos la ruta, una cosa que me impresionó mucho fue que el agua de las dos cascadas, y la del río porque era blanca y potable. Entonces después de prepararnos empezamos la ruta. La ruta que íbamos hacer empezaba en el pueblo donde está vamos y acababa en Wengen un pueblo más arriba en la montaña. Cuando empezamos la ruta me gusto que siempre había carteles para decirte por donde ir. Tardamos como una hora y media  en subir a arriba. Estando ya arriba el paisaje era precioso unos bosques que parecían no tener fin, los lagos enormes y preciosos  y unas casa de madera chulísimas. Nos paramos a comer detrás de una iglesia  y hubo algunos que se echaron la siesta. Cuando acabamos nos fuimos a la otra punta del pueblo que parecía una estación de esquí. En esta zona  había varios parques para niños, y había uno que tenía un goma para mantener  el equilibrio y estuvimos allí un rato jugando con la goma. Después de jugar ya nos queríamos ir para casa, asi que recogimos todas nuestra cosas y nos fuimos hacia  Lauterbrunnen. Tardamos en bajar al pueblo solo media hora, y me impresionó  lo rápido que llegamos a abajo. Luego cogimos el coche y nos fuimos hacía Thun. Ya habiendo llegado a Thun nos pusimos a visitarlo pero poquito porque después de tomarnos algo en un a bar nos fuimos para casa . Cuando llegamos ya casa fue cenar y todos caer dormidos por el cansancio pero, aun así mañana nos tocaba madrugar pero, eso es otra historia". 

miércoles, 24 de agosto de 2016

Viaje a Suiza - Día 2 - Lago Lucerna y huerto

Tras el largo viaje, Lucerna nos recibió con un día luminoso y caluroso. Nada mejor que irnos a bañar al lago para refrescarnos. Hay sitios incluso donde se pueden bañar los perros...una especie de pipican a la Suiza.



Para Chemy fue también algo especial bañarse en el lago. Había estado en las navidades de 1991 en Lucerna y hacía -8ºC cuando estuvo...


Tras refrescarnos en el lago fuimos a un huerto con casita que Alvaro y Anne-Maël tienen en una colina al lado del lago.



Allí conocimos a Gemma y Robert, con los que pasamos una agradable velada haciendo sidra con las propias manzanas del huerto. Hicimos BBQ y jugamos al Hombre Lobo hasta bien entrada la noche.


Los peques disfrutaron de lo lindo con el "sofá Fatboy" de la tía Anne-Maël




Aquí el relato de la jornada por Lucas y Vera:

Nos despertamos muy pronto y nos pusimos de camino a Lucerna. Cuando llegamos nos comimos unos macarrones muy ricos que nos tenían preparados, y nos fuimos a un lago cerca de casa a pasear a los perros, donde habían muchos cisnes y patos. El agua estaba muy fría.
Más tarde fuimos al huerto de nuestros tíos, donde nos lo pasamos muy bien. Además, allí tenia un sofá de aire que molaba mucho.
Cenamos allí y más tarde jugamos a un juego de mesa que se llamaba el hombre lobo. Como estábamos jugando no nos dimos cuenta, y estuvimos en el huerto hasta tarde. Cuando fuimos a por la furgoneta todo estaba muy oscuro y nos daba un poco de miedo.
Luego llegamos a casa, y como estábamos tan cansados nos fuimos todos a dormir.