martes, 30 de marzo de 2010

Lucía y Ariel, los dormilones...

Tras una mañana intensa subiendo y bajando con el trineo en el Puerto de San Isidro los peques van agotados de regreso a casa. Lo mejor de todo es que Lucilita me dijo que fué despierta todo el camino, vosotros mismos lo podéis comprobar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario