viernes, 31 de diciembre de 2010

Nuestras manías de siempre


Año Nuevo, vida nueva. O eso decimos la mayoría de los mortales cuando cambiamos de año. Que si dejo de fumar, que si me quitaré estos "kilitos" de más, que si este año si voy a ese viaje que llevo soñando, que si voy a aprender inglés, que si este año me independizo ... Un largo etcetera de objetivos con compromisos raramente cumplidos.

Hablando de este tema una de estas noches navideñas alguien me sugirió la posibilidad de "dejar atrás" alguna mi larga lista de manías. Con la cara desencajada dije: "¿Yo manías? Por favor, no tengo ni una ¡¡¡¡". Ay para qué abrí la boca ¡¡¡ Resultó que soy un maniatico de aupa ¡¡¡

Algunas de las que me confieso son (en negrita las que me parecen más curiosas)

  1. No puedo dormir con camiseta de manga larga: me da calor aunque haga frío en la habitación
  2. En casa de mis padres me gusta tomar el desayuno (sólo el desayuno) en un vaso verde de la última estantería del armario de los vasos: está a más de 2 metros, pero yo llego¡¡¡
  3. Casi lo olvido, el café de la tarde en tacita de barro talaverano, también en la última estantería del armario; esta vez del armario de la tacitas.
  4. A veces me levanto con el pie derecho a posta: es para que me de suerte
  5. No puedo dormir con camiseta de tirantes: me da frío aunque me arrope
  6. La cremita de zanahorias en plato negro: el color de la vajilla importa respecto la comida
  7. Apago las luces en cuanto las veo encendidas: me lo pegó mi abuela, es para ahorrar
  8. No puedo dormir con camiseta de manga corta si me deja parte de la "barriguita al aire": me siento incómodo
  9. La sopa me gusta en bol y no en plato hondo: así puedo beber y no sólo tomar a cucharadas
  10. Los cubiertos, finitos y con cuadraditos "del año la polka": sin buena herramienta todo es más difícil
  11. En cuanto puedo, bajo la calefacción sin que los demás se enteren: el frío estira la piel y despeja mucho
  12. El café con leche de la mañana me lo preparo yo: a veces me gusta fuerte, otras menos dulce y coger la taza de Scooby Doo o la de Pucca depende del humor con el que me levante

Si estás leyendo este post, no voy a permitirte cerrar intenet sin que tú mediante un comentario nos hagas participes de tus manía propias. Tuc, tuc ... sí, el que lee, participa ¡¡¡

4 comentarios:

  1. De verdad de verdad, todas estas manías son ciertas.
    Sinceramente yo creo que no soy una persona maniática ( mala leche si...), lo único que puede ser una manía es que no puedo dormir sin calcetines, si ya se que no es muy erótico festivo, pero ye lo que hay...

    ResponderEliminar
  2. Jaja, si es que al final va a resultar un tema super interesante lo de las manía.
    Ahora es mi turno que, como hermana del autor, también tengo unas pocas.
    - Respecto al volumen de la radio del coche, siempre tiene que estar en un número par, no puedo con los impares. Asi que si subo el volumen y veo que cae en número impar, siempre tengo que dar un toquecito para que se quede en par.
    - Odio los pelos en los cepillos, tengo que quitarlos siempre que me peino.
    - El desayuno simpre me lo tengo que preparar yo y siempre tiene que ser en vaso.
    ...
    En fin, otro día más
    Ana

    ResponderEliminar
  3. a ver, que creo que me acordado de alguna mania:

    *tengo unas gafas viejas, que son todo terreno por que aguantan golpes, las puedes aplastar... pues me encanta ponermelas en la cama para ver la tele sabiendo que en 2 minutos me voy a dormir... luego al rato me despierto y me las quito y apago la tele pero si no me las pongo no me duermo tan pronto, y he de reconocer que alguna vez he amanecido con ellas puestas.

    * tambien me gusta dormir con una pierna por fuera de las sabanas, aunque haga frio, pero tengo que tener al menos una pierna sin arropar, si no me agobio.

    yo ya he cumplido, jejeje, si se me acurre alguna más os la cuento...

    ResponderEliminar
  4. Bueno, bueno, hay mas de un maniatico por ahi. Me gusta lo de las gafas de Alvaro, lo del volumen de la radio de Ana y lo de la mala leche de la jefa jejeje

    ResponderEliminar