viernes, 11 de marzo de 2011

Esa luz de invierno

Nada mejor que un buen paseito en una tarde de invierno. Aunque sea a ver a los burros, como hacemos aquí en la República Independiente de Tiñana, tirarnos por un "prao" o bajar a toda pastilla con las motitos por una cuesta chuli que tenemos cerca de casa. Cualquier excusa, por sencilla, es válida. Y es que la luz del sol de invierno, bajito como viaja él por el cielo, ofrece unos colores especiales de todo lo que nos rodea.

Aquí van algunas fotos de nuestros peques bañados por esa suave pero intensa luz de invierno. 

1 comentario:

  1. Estoy contentísima, a partir de ahora tenemos otro fotógrafo profesional en La República.
    Besotes

    ResponderEliminar