domingo, 28 de agosto de 2016

Viaje a Suiza - Día 6 - Teleférico descapotable

Hay una medio broma que dice que los Suizos están construyendo nuevas montañas porque ya no les queda ninguna más a la que poner un teleférico o un tren de montaña...
El caso es que el miércoles 17 de agosto de 2016 en nuestro sexto día de estancia en Suiza nos dispusimos a comprobarlo, al menos subiendo una de esas montañas en teleférico, pero no en uno cualquiera, sino en el primer teleférico descapotable del mundo.

Bromas aparte, tiene cierta lógica, que cuando tienes todos los teleféricos habidos y por haber, y toca en 2012 renovar uno importante, hacer algo nuevo como esto. Las empresas más importantes del mundo de ascensores, elevadores, escaleras mecánicas, etc, son Suizas, como por ejemplo Schindler  que tiene sede en el cantón de Lucerna.
El invento se llama Cabrio, está en Stans y sirve para subir a la cumbre del Stanserhorn en teleférico descapotable.



Así las cosas nos amaneció un día medio nublado. Desde Lucerna teníamos unos veinte minutos en coche hasta la localidad de Stans. Una alternativa habría sido ir  en barco, cruzando el lago, desde Lucerna hasta Stansstad y haber dado un paseo de unos 2 km hasta Stans.

En Stans dejamos el coche en el aparcamiento y fuimos a la estación del Tren + Teleférico.  El recorrido se compone de un recorrido en dos etapas. Primero unos 10 minutos en tren (este no es cremallera sino de cable) hasta la base del teleférico y luego la subida en teleférico propiamente dicha hasta la cima de la montaña.

Lo primero que llama la atención es que en la taquilla de la estación hay una TV que muestra la imagen de una cámara que va haciendo un barrido circular en la cumbre...supongo que con los más de 70 francos que cuesta el recorrido por persona, la cámara está para que puedas ver la situación en la cumbre, no vaya a ser que subas, estén las nubes y no veas literalmente nada de nada. la subida al Stanserhorn andando desde Stans lleva unas 4 horas de caminata.




La subida en el teleférico es muy divertida y vistosa. Luego en la cumbre no hay estación de esquí. Hay un restaurante, zonas de picnic, una casita de Heidi y un recinto con dos marmotas. Las zonas de Picnic están preparadas con barbacoas, madera y papel de periódico para encender el fuego...incluso en la cima de una montaña.









Desde la cima, hay unas preciosas vistas del Lago Lucerna y picos como el Rigi y e Pilatus. También es curioso ver el  aeropuerto regional de Buochs abajo en el valle. Las avionetas entrando entre las montañas y aterrizando en la pista que termina en el lago...verlo desde arriba es muy chulo.

La prueba de que los Suizos tienen las montañas domesticadas está en los servicios disponibles en la cumbre. No sólo había un restaurante, servicios, zonas de picnic,  perfecta cobertura, una Poke-parada y un Gimnasio Pokemon. Vean la "Fueling Station" para perros.


Después de poco menos de dos hora en lo alto y comer los bocatas en una de las zonas de Picnic, vimos cómo las nubes pueden tapar toda la vista en cuestión de minutos, así que decidimos emprender la bajada...todavía más movida que la subida por las nubes y el viento.




A media tarde, de vuelta en Lucerna, abrió un poco más el día, regalandonos un agradable paseo s
soleado rodeando el lago de Lucerna en la parte de la estación y el Palacio de Congresos. Nos animamos hasta a degustar un helado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario